top of page
Buscar

Materiales para Interiores Saludables

Contemplando los acontecimientos actuales, si alguien vive hasta los 80 años, alrededor de 72 de esos años los pasará dentro de edificios. Sin embargo, se espera que este número aumente. En un mundo cada vez más caótico e incierto, marcado por los efectos continuos del cambio climático y la pandemia mundial, el deseo de permanecer en casa en un entorno protegido, controlado y pacífico es más fuerte que nunca. Los arquitectos se enfrentan a un reto importante: crear interiores confortables, productivos y saludables con parámetros bien regulados, teniendo en cuenta factores como la calidad del aire interior, la iluminación natural y las características biofílicas desde las etapas iniciales del diseño. Por supuesto, esto implica elegir los materiales con sensibilidad y en consecuencia, ya sea evitando ciertos componentes perjudiciales para la salud o integrando productos no tóxicos que calmen y promuevan el bienestar.

Sin embargo, sorprendentemente, la contaminación del aire es mucho mayor en interiores que en exteriores. Los contaminantes de interior vienen en varios tamaños y composiciones, pero no nos extenderemos en ellos hoy. En lugar, nos centraremos en lo que podemos elegir para crear entornos más saludables y sostenibles en los que vivir y trabajar. Como arquitectos, podemos implementar ciertas estrategias de diseño para eliminar o minimizar los contaminantes interiores, como asegurar la ventilación natural adecuada, la exposición a la luz natural y la presencia de plantas. Sin embargo, una de las formas más efectivas de mitigar la propagación de contaminantes en interiores es eligiendo materiales de construcción modernos, no tóxicos y sostenibles que se crean específicamente para una construcción y uso seguros en el hogar, promoviendo así la salud física, mental y ambiental. A continuación algunas ideas:


La madera ha demostrado ser extremadamente beneficiosa para el bienestar físico y mental. La presencia visual de elementos de madera puede reducir el estrés de manera más efectiva que las plantas. No hace falta decir que es fundamental obtener el material de bosques gestionados de forma sostenible o utilizar madera recuperada para garantizar la salud ambiental. Dado que la madera es sostenible, tiene un encanto atemporal y transmite calidez y comodidad, es claramente el material natural más común en el hogar. La madera tiene el mayor efecto en la salud y el estado de ánimo de los productos totalmente naturales que se pueden utilizar para la decoración de interiores. Se trata de una sensación de calidez y estabilidad, que mejora notablemente el bienestar. Se ha descubierto que los interiores de madera tienen un efecto beneficioso sobre el sistema nervioso simpático, reduciendo la presión arterial y la frecuencia cardíaca y mejorando la capacidad del cuerpo para regenerarse. Como resultado, los niveles de estrés disminuyen significativamente, mientras que la concentración, la atención y la creatividad mejoran.


Del mismo modo, el bambú es conocido como un material feliz; verlo puede calmar una mente estresada, disminuir la ansiedad y mejorar la concentración. También es una hierba altamente sostenible y de rápido crecimiento que no requiere fertilizantes.


Debido a la apariencia fría del metal, este material natural a menudo se asocia con el diseño industrial. Además, su sobria elegancia puede añadir un toque de clase a cualquier espacio. El metal transmite orden y pureza en la cocina, mientras que los accesorios relucientes crean una brisa fresca en el dormitorio. Esto es un verdadero placer tanto para el cuerpo como para la mente, especialmente en las calurosas noches de verano. Si el impacto del metal por sí solo es demasiado "frío" para ti, combínalo con madera, piedra o vidrio para crear un clima ambiental saludable y amigable. El metal es una parte esencial del diseño de interiores moderno y natural, ya que es uno de los cinco elementos del Feng Shui. Aunque no es un recurso natural, el acero inoxidable también es una buena alternativa a la hora de crear ambientes saludables porque es infinitamente reciclable y no emite toxinas (lo que explica su uso popular en utensilios de cocina).

La piedra es un material antiguo, atemporal e increíblemente diverso que tiene la capacidad de producir una atmósfera única. Viene con una gama de colores y texturas y se puede encontrar en una variedad de diseños en la casa, incluidos pisos, revestimientos de paredes, superficies de trabajo y elementos decorativos. En el hogar y el jardín, la piedra representa confiabilidad y durabilidad, pero también puede reflejar lujo. La suciedad y el polvo son casi transparentes en las paredes de piedra, lo que es una ventaja muy práctica.

Las piedras se han utilizado en Ayurveda, la antigua medicina china (MTC) y la medicina de piedra durante miles de años para tratar enfermedades físicas y mentales de manera integral. Se cree que las piedras, como todos los objetos formados naturalmente, son portadores de energía que emiten energía a su entorno y tienen un efecto positivo en ellos.





.Estas son solo algunas ideas que se pueden implementar, luego está la particularidad que cada entorno y proyecto exige per se. En resumen, la buena arquitectura debe ser saludable, segura y sensible, debiera protegernos de amenazas externas y ciertamente no debería causar más daño que bienestar. Esto es nuestro modus operandi.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page